¿Siente que la planificación y los preparativos de las vacaciones le agotaron tanto que necesita "vacaciones"? ¿La idea de regresar al trabajo y enfrentarse al desorden que provocará su ausencia le hace pensar que trasladarse a la playa con una laptop sería lo ideal?

El término "estrés vacacional" puede sonar contradictorio en sí mismo. Sin embargo, cualquier cambio en la rutina, incluso si es para divertirse, puede generar estrés. Y si a eso le añadimos unos cuantos niños, es seguro que el trabajo superará al descanso.

Según Bruce Feiler, escritor de éxitos de venta e investigador especializado en familias, las vacaciones familiares son la ocasión en la que "pueden producirse las discusiones más intensas y feroces". Las vacaciones pueden hacer realidad la tan temida combinación de dinero, estrés, planificación y traslados. Si a esa combinación añadimos factores estresantes como vuelos demorados, equipaje extraviado y mal clima, se puede armar una guerra familiar infernal incluso antes de abandonar la ciudad.

El secreto de unas vacaciones exitosas puede residir en la planificación. No es solo cuestión de reservar los vuelos o un sitio para acampar.

No permita que las preocupaciones laborales le alejen de las vacaciones

Una buena planificación implica también no dejar ningún cabo suelto en el trabajo y hacer todo lo necesario para que no se produzca una hecatombe mientras usted se ausenta. Cuanto mejor organizado esté el ámbito laboral, mayor será la posibilidad de que esté menos preocupado y más relajado antes, durante y después de sus vacaciones.

Las vacaciones asustan a algunos empleados porque piensan que el ámbito laboral colapsará si ellos se ausentan. Incluso peor: temen que los jefes los consideren poco comprometidos con su empleo. Tal vez sea ese uno de los motivos por el que aproximadamente 500 millones de los días vacacionales que tienen los estadounidenses se pierden cada año. No haga lo mismo: si le corresponden días libres, tómelos.

Por supuesto que tres semanas en París pueden no adaptarse a sus metas laborales... ni a su presupuesto. Pero una ajetreada agenda laboral o un presupuesto limitado no deben ser motivos para que pierda días de vacaciones.

Programe un fin de semana largo varias veces al año y trate de vacacionar dentro de su área. Navegue por un lago en kayak o haga senderismo en un parque. Hospédese unos cuantos días en una hostería cercana. Un nuevo desafío o un cambio en la rutina puede reiniciar su procesador interno. Es posible que cuando regrese a la oficina, compruebe que tiene energías renovadas y nuevas metas.

Elabore listas de tareas

Una lista de tareas puede ayudarle a organizarse y a eliminar estrés antes de irse. Según Feiler, es importante elaborar varias listas de tareas correspondientes a las distintas etapas del proceso de planificación vacacional, a fin de lograr un mejor desempeño de toda la familia.

Elabore una para las semanas anteriores a partir, otra para la semana inmediatamente anterior y otra para dos días antes. Incluso puede elaborar una más para las horas previas a la salida. Sus listas de tareas deberían incluir acciones específicas. Y no deberían incluir más de siete cada una. Enfóquese en las cosas que suelen generar inconvenientes, como por ejemplo, no cancelar el correo u olvidar el cargador del teléfono o algo incluso más importante: verificar que todos hayan ido al baño antes de emprender el viaje.

Inste a todos a participar en la planificación

No hay motivo para que la planificación sea una carga. Haga de esta actividad una tarea familiar y aproveche la situación para fomentar la emoción por el viaje. Antes de empacar las maletas de toda la familia, hable con sus hijos mayores para que opinen sobre los lugares a los que pueden ir y las actividades que pueden hacer durante las vacaciones. Los más pequeños también pueden ayudar con la elaboración y el seguimiento de las listas de tareas.

¿Servirá toda esta planificación para eliminar el estrés de las vacaciones? Tal vez no; muchas veces, ocurren cosas imprevistas. Sin embargo, tomarse el tiempo de hacer los preparativos con anticipación puede servir para que usted y su familia visiten lugares y vivan momentos inolvidables.