El secreto para tener mejor salud puede comenzar con tener un bol con fruta sobre la encimera de la cocina.

Ese bol lleno de fruta es una pequeña parte de una manera más saludable de vivir, una que fomente hacer cambios sencillos que conduzcan a resultados mayores.  Cambios que pueden fomentar una vida más longeva y saludable.

tuscan_beans_with_tomatoes_thumb

Vivir de manera más saludable no se trata de comenzar una dieta el 1 de enero o empezar a ir al gimnasio. Es adoptar una manera de vivir que conduzca de manera natural a gozar de mejor salud.

Las dietas restrictivas para perder peso no funcionan para muchas personas. Las rutinas de ejercicios no funcionan para muchas personas. Y es porque son dificultosos. El tiempo y el esfuerzo adicional que se necesita para seguir la mayoría de las dietas populares y hacer las cosas que la mayoría de nosotros considera "hacer ejercicio" hacen que sea poco probable que podamos continuar con esos hábitos a largo plazo.

Uno de los motivos por los que muchas personas fracasan cuando intentan cambiar su conducta es por hacer las cosas muy difíciles.

No es de sorprender que los problemas de salud como la diabetes y las enfermedades cardíacas afecten a un mayor número de personas en los Estados Unidos.

Pero tener una buena salud parece ser algo sencillo en algunas partes del mundo donde las personas viven vidas longevas y saludables. No consumen alimentos especiales de "dietas" caras, ni siguen dietas restrictivas ni pasan sus días en el gimnasio o en clases de spinning.

Los científicos comenzaron a estudiar a estas comunidades para descubrir su secreto. El Blue Zones Project® comenzó en 2004 cuando un equipo de científicos estudió un área de Sardinia, Italia, el primero de cinco lugares estudiados donde la gente vivía vidas longevas y saludables. No estaban afectados por la diabetes, las enfermedades cardíacas ni otros problemas de salud comunes.

Y no estaban intentando tener vidas más largas. No estaban buscando tener buena salud. Simplemente vivían sus vidas. Esa es la clave, dice el fundador de Blue Zones Dan Buettner.

Ciertos hábitos y actividades saludables son parte habitual de sus vidas diarias y lo han sido durante generaciones. Consumen menos calorías y tienen alimentos saludables disponibles. De manera diaria, tienen buenas comidas junto a familiares y amigos. Caminar o andar en bicicleta forman parte esenciar de su manera de trasladarse. Pasan tiempo al aire libre. Tienen conexiones sociales significativas y son parte de una comunidad. Tienen puntos de vista por lo general positivos y sentido de propósito.

No se esfuerzan por hacer estas cosas todos los días. Es simplemente la manera en la que viven sus días. ¿Así que cómo pueden hacer las personas que no viven en esas partes del mundo para vivir de manera natural un estilo de vida más saludable?

Comience cambiando su entorno para facilitar la toma de mejores decisiones, dice Buettner. La gente pasa la mayor parte de su tiempo en los mismos lugares. Eso tiene un impacto en cuán fácil o difícil es tomar decisiones saludables.

Pequeños cambios que hacen una gran diferencia.

Los cambios que hay que hacer son sencillos:

  • Coma menos
  • Cocine por un precio módico alimentos frescos y naturales, que incluyan muchas frutas y verduras.
  • Ponga en primer lugar a la familia y a los amigos.
  • Camine o muévase más.
  • Asista a servicios religiosos o entable relaciones en su comunidad.

Fomentar el éxito en las comunidades

Con el Blue Zones Project, los gobiernos, los empleadores y otras partes colaboran para aplicar estas lecciones a toda la comunidad. Las tasas de obesidad y tabaquismo han disminuido en las  comunidades del Blue Zones Project, donde subieron los niveles de actividad.

Aproximadamente 40 ciudades de Estados Unidos ya han adoptado el plan. Las comunidades han trabajado con restaurantes para ofrecer opciones de menú que permita a los clientes elegir una dieta vegetariana más saludable. Han posibilitado que la gente camine o vaya en bicicleta a trabajar o a la escuela. Las escuelas y los empleadores se han sumado.

"Uno tiene que preparar todo una vez. Hay que fomentar que las personas tomen las decisiones correctas y eviten tomar malas decisiones en las siguientes décadas", dice Buettner.

Aplicarlo de manera progresiva a familias y personas

Las personas y las familias pueden acomodar sus vidas para que las decisiones saludables también sean más fáciles. ¿Por dónde se puede comenzar? En el hogar, en el trabajo, en el lugar a donde usted pase la mayor parte de su tiempo. Buettner sugiere algunas cosas para ayudar a elegir mejores alimentos de manera natural y ser más activo todos los días.

Pequeños pasos para cambiar lo que uno come
Cambiar los hábitos pequeños y preparar el entorno para el éxito puede ayudarlo a elegir mejores alimentos con facilidad todos los días. Estas son algunas de las cosas que puede poner en práctica en el hogar:

  • Tenga fruta y verduras a mano porque es difícil comer muchos de estos alimentos frescos.
  • El pan no es malo para la mayoría de las personas, siempre y cuando sea integral. Trate de preparar su propio pan. Amasar le permite realizar un miniejercicio de la parte superior del cuerpo.
  • Coma más frijoles y pescado y menos carne roja.
  • Cocine en el hogar en familia o con amigos. Se pueden tener pequeñas porciones saludables con menos sal y grasa.
  • Guarde los dulces y los refrigerios salados para ocasiones especiales. Salga a comer afuera cuando quiera darse un gusto, en lugar de llenar el refrigerador o la despensa con bocadillos.
  • No coma tarde a la noche.
  • Beba más agua.
  • Retire la tostadora de la encimera. Así será menos probable que compre y coma tostadas poco nutritivas o pastelillos.
  • El principio de tener las cosas fuera del alcance de la vista y de la mente se aplica a otras decisiones alimenticias también. No debe sobre la encimera una bolsa con papas fritas saladas porque será difícil resistirlas.

Moverse sin prestar atención
¿Qué significa moverse sin prestar atención? Haga de la actividad física una parte natural de su día. Muchos creemos que ir al gimnasio nos ayudará a estar activos. Se puede empezar de esa manera, pero la gente por lo general está ocupada y deja de ir.

Es probable tener más éxito si uno añade diferentes actividades durante el día. Haga cosas que no requieran ropa o equipos especiales o ir al gimnasio. La gente de Blue Zones camina. Hacen mandados. Se mueven todo el día. La actividad es parte de sus vidas diarias. Y parece que no es trabajo hacerlo.

Ponga en práctica estas ideas sencillas para moverse más:

  • Use calzado cómodo. Nadie quiere caminar cuando le duelen los pies.
  • Conozca cómo llegar al trabajo en autobús o tren. Es una manera sencilla de caminar durante el día. Si conduce, estacione más lejos del destino.
  • Retire el sistema de apertura de garaje del auto. Salir del auto para abrir la puerta agrega actividad.
  • Trabaje en su jardín o arregle su propio patio, sin herramientas eléctricas. Barra las hojas. Intente usar una cortadora de empuje para césped.
  • Ande en bicicleta, camine o planifique otra actividad regular al aire libre. Pídale a sus familiares y amigos que lo acompañen. Haga que sea un momento divertido para estar juntos.
  • Consiga un perro. Los perros no permitirán que se olvide de su caminata diaria.