Los dolores y las molestias que duran más que unos días pueden llevarle a una consulta con su médico. Pero manejar el dolor puede ser una tarea compleja, especialmente si le recetan medicamentos opioides.

Según algunas investigaciones (en inglés), se recetaron opioides a un tercio de los adultos estadounidenses en 2015. Estos medicamentos fuertes para tratar el dolor tienen un lugar de preeminencia. Pero el mal uso de los opioides puede provocar adicción. Puede desencadenar una sobredosis. Y puede provocar la muerte. De hecho, los opioides pueden tener efectos secundarios graves aunque se tomen según las indicaciones. Estos efectos incluyen depresión, confusión, somnolencia y constipación.

El uso incorrecto de los opioides ha desencadenado una crisis de salud pública: alrededor de 115 estadounidenses mueren a diario por sobredosis de opioides recetados. 

A qué prestarle atención

Cuando su médico le receta un medicamento nuevo, fíjese si se trata de uno de los siguientes opioides que se recetan con frecuencia:

  • Codeína
  • Fentanilo (Duragesic)
  • Hidrocodona (Lorcet, Lortab, Vicodin)
  • Hidromorfina (Dilaudid)
  • Meperidina (Demerol)
  • Morfina (Avinza, Kadian, MS Contin)
  • Oxicodona (OxyContin, Percodan, Percoset)
  • Oximorfona (Opana)
  • Propoxifeno (Darvon)

Si su medicamento recetado es un opioide, hable con su médico para que le explique cómo tomarlo sin correr riesgos.

Lo que debe preguntar

Si su médico le indica un opioide, hágale estas siete preguntas antes de ir a la farmacia:

  1. ¿Tengo otras opciones?
    Quizá existen otras opciones efectivas para su tratamiento. Según su caso, su médico puede sugerirle analgésicos de venta libre (OTC, en inglés) como acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Advil). O su médico puede indicarle medicamentos específicos para el problema de salud que le causa dolor. Por ejemplo, puede tomar un medicamento antiinflamtorio (AINE) si tiene inflamación en sus articulaciones o un triptán para la migraña. Otras alternativas pueden ser inyecciones, terapia física o ejercicios.

  2. Si necesito un opioide, ¿durante cuánto tiempo debo tomarlo?
    Pida a su médico que le indique la dosis efectiva más baja posible, por el período más corto posible. Para tratar dolores agudos, como el que siente después de una cirugía dental o una lesión deportiva muy dolorosa, por lo general es suficiente un suministro para tres días. En el caso de los problemas crónicos como inflamación en sus articulaciones o dolor de espalda crónica, puede haber otros tratamientos más seguros y más útiles que los opioides.

  3. ¿Cómo reduzco la probabilidad de sufrir efectos secundarios?
    Tome el medicamento según las indicaciones. Si sigue sintiendo dolor, llame a su médico. No aumente la dosis. No lo tome con más frecuencia que la indicada por su médico. No tome estos medicamentos si va a beber alcohol.

  4. ¿Puede un opioide tener interacciones con mis otros medicamentos?
    Repase con su médico todos los medicamentos recetados y de venta libre (OTC) que toma, incluso los que toma esporádicamente. Es particularmente importante informarle a su médico si toma medicamentos para tratar la ansiedad, relajantes musculares, medicamentos anticonvulsivos y píldoras para dormir.

  5. ¿Qué sucede si tengo antecedentes de problemas de consumo de drogas o alcohol?
    Hable con su médico acerca de cualquier problema que haya tenido de consumo de drogas, alcohol o tabaco. Y cuéntele a su médico si tiene un familiar con antecedentes de abuso de drogas. La predisposición a las adicciones tiene un componente familiar. Si vive con una persona en recuperación, hable acerca de cómo protegerla.

  6. ¿Dónde debo guardar mis medicamentos?
    Si pasa tiempo con niños o jóvenes, evalúe guardar sus medicamentos bajo llave. En el caso de los niños, una sobredosis accidental puede ser mortal. Para los adolescentes, el acceso fácil a los opioides puede derivar en el uso incorrecto.

  7. ¿Cuáles son las señales de peligro?
    Aprenda a detectar los efectos secundarios de los opioides (en inglés), como demasiada somnolencia, náuseas y vómitos, mareos, estado de confusión y necesidad de consumir más del medicamento. Recuerde hablar con su médico sobre los efectos secundarios que tenga.

ícono_sueño¿Necesita ayuda con una adicción?

Si usted o un ser querido tienen adicción a los opioides, pida ayuda de inmediato. Hable con su médico o llame de inmediato a la línea nacional de ayuda (en inglés) de la Administración de Servicios de Salud Mental y Tratamiento para el Abuso de Sustancias al 800-662-HELP (4357). La línea de atención telefónica es un servicio de información gratuito y confidencial para personas y familiares de personas con problemas de salud mental y/o trastornos por abuso de sustancias. La línea de atención telefónica está disponible en inglés y en español las 24 horas, todos los días del año.