No se olvide de cuidarse este verano. Los campamentos, las vacaciones de verano y los exámenes físicos deportivos para los niños son importantes, pero también lo es cuidar su propia salud.

Una de las cosas más importantes que puede hacer es planificar su examen de salud anual. El examen incluye pruebas de detección que lo ayudarán a mantenerse saludable. Si no se realizó uno este año, llame a su médico y programe una cita.

Realizarse exámenes de salud y pruebas de detección de manera periódica permite encontrar problemas antes de que sean evidentes, lo que aumenta las posibilidades de éxito de un tratamiento. El tipo de exámenes y pruebas que necesita depende de factores como la edad, la salud y los antecedentes familiares.

Las elecciones de vida (qué come, si fuma o no y con qué frecuencia se ejercita) también juegan un papel importante. Al elegir los servicios de salud, los exámenes y los tratamientos adecuados, está tomando medidas para aumentar sus posibilidades de disfrutar de una vida más larga y saludable.

Cómo prepararse para la consulta

La mayoría de las consultas al médico son breves, pero estar preparado puede ayudarle a que sea una experiencia más productiva y menos estresante. Recuerde:

  • Haga una lista de preguntas y sus objetivos para la consulta.
  • Si tiene preocupaciones específicas, haga una lista detallada para que no se le olvide nada.
  • Traiga una lista de los medicamentos que toma o llévelos. Asegúrese de incluir todos los productos sin receta, como vitaminas y suplementos herbarios.

Cómo aprovechar al máximo la consulta

Una vez que llegue al consultorio, aproveche la consulta al realizar preguntas y tomar notas. Si no entiende algo, pídale al médico que se lo explique.

Recuerde estos consejos:

  • Siempre es mejor que el médico conozca su historia médica. Cuando acude a un médico nuevo, asegúrese de compartir esta información.
  • Revisar su historia médica familiar le permite a su médico saber si usted tiene riesgos de desarrollar problemas de salud como cáncer, diabetes o enfermedad cardíaca.
  • Hable sobre cualquier cambio de salud que está considerando, como dejar de fumar o perder peso.
  • Si su médico le sugiere algún tratamiento, pregúntele sobre los efectos secundarios.
  • No dude en consultarle sobre otras opciones que pueden tener los mismos resultados. Es posible que existan opciones más simples o menos costosas para usted.
  • Pregunte si existe una opción genérica para sus medicamentos recetados.

No evite las vacunas

El simple hecho de que no regrese a la escuela en el otoño no significa que no necesite vacunarse. Mantenerse al día es una parte importante de su consulta de bienestar anual.

  • Recibir las vacunas adecuadas ayuda a evitar el riesgo de enfermedad, discapacidad y muerte debido a enfermedades que pueden prevenirse. También protegen la salud de quienes le rodean.
  • Las vacunas para adultos previenen enfermedades graves como la gripe, la pulmonía y el tétanos. También pueden combatir la tos ferina, el herpes zóster y la hepatitis A y B.
  • Las vacunas que necesita dependerán de su edad, estilo de vida, problemas de salud, ocupación y vacunas previas.

¿Desea obtener más información sobre las vacunas? Consulte el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

communications_phone_cellular

Llame ahora.

Una de las maneras más efectivas y sencillas de mantenerse saludable es asegurándose de recibir los exámenes, las pruebas y las vacunas recomendadas. Haga una cita ahora. Si necesita encontrar un médico, use Provider Finder® para buscar un profesional médico de su red.