Las ajetreadas semanas de diciembre pueden aminorar algunos de los avances saludables que logró durante 2017. Las fiestas nocturnas, cenas y noches navideñas que pasamos sentados en un sofá junto a una cálida chimenea pueden provocarnos falta de sueño, aumento de peso y alejamiento de la rutina de ejercicios.

Jennifer Brazen, una entrenadora personal certificada por American College of Exercise, comparte algunos consejos para mantenerse enfocado en sus objetivos mientras disfruta de las celebraciones de la temporada.

Alimento

Administre sus placeres. Regálese el beneficio de cinco "permitidos" cada semana. Puede tomar cinco bebidas alcohólicas o cinco postres, o cinco comidas fritas, o una combinación de estos u otros manjares. Resérvelos a todos para una fiesta o repártalos durante la semana. Lo importante es que cuando llegue al n.° 5, se haya dado todos los gustos.

Explore el bufé. Resista la tentación de agarrar un plato y acumular comida mientras elige qué servirse. Su plato favorito podría estar escondido al final, y es ese el que debe aportar las calorías. La mejor manera de contemplar un bufé es mirar todo lo que contiene. A continuación, agarre el plato y tome solamente sus platillos favoritos. Si considera necesario reducir aun más su porción, elija los platillos favoritos que solo disfruta durante las fiestas y luego complete el resto del plato con opciones más saludables.

Comparta platillos saludables. Lleve un platillo bajo en calorías para acompañar la comida. Podría llevar una ensalada grande con una vinagreta baja en calorías o probar algunas de estas ideas. Pero tenga en cuenta que a menos que tenga un problema médico que requiera alimentos especiales, debe consultar con su anfitrión antes de llevar su propio platillo.

Actividad

Haga lo que pueda. La realidad es que la mayoría de las personas abandonarán sus hábitos saludables durante la temporada navideña. Pero intente descubrir lo que puede hacer. Por ejemplo, si no tiene tiempo para asistir a una clase de acondicionamiento físico de una hora, camine durante 20 minutos. De esa manera podrá mantener un entrenamiento para no perder su nivel de acondicionamiento físico, pero que esto no agregue una cosa más a su lista de tareas pendientes. Retome su rutina de ejercicios regular ni bien tenga tiempo.

Haga ejercicios para aliviar el estrés. Con la diversión de las fiestas puede aparecer el estrés por las fiestas. Las compras, los viajes, la cocina y los gastos pueden pasar factura. También están las emociones que vienen con las visitas familiares. Cuando se sienta abrumado, salga si puede. Dé una vuelta a la manzana o un paseo por un parque local. A menos que haya una tormenta de nieve o haga un frío extremo, puede salir a caminar bajo cualquier condición climática. Si quiere algo más intenso, vaya al gimnasio y asista a una sesión de fortalecimiento muscular o una clase acelerada para superar sus frustraciones. Por lo menos, dedicará ese tiempo a pensar en algo distinto a las fiestas.

Realice actividades físicas divertidas. ¡Bailar y hacer tonterías no es solo cosa de niños! Recurra a uno de los tantos videojuegos de concurso de baile. Organice el juego de las sillas musicales. Vaya afuera (si el clima lo permite) y juegue a la mancha o practique unos tiros al aro. Se divertirá mucho y desarrollará una actividad. Si no hay muchos niños en la familia, desafíe a sus amigos y familiares a una competencia o sugiérales dar un paseo después de la cena para ver las luces navideñas. Evite el impulso de ponerse a limpiar ni bien termine la cena. Primero diviértase un poco.

Descanso

Prepárese. Mire el calendario con anticipación y planifique los días que tiene eventos especiales. Use los días que no tiene nada especial para acumular sus reservas. Siga su rutina habitual y agregue un poco más de descanso. Marcar los días de fiesta en el calendario también le muestra cuántos días "normales" tiene, lo que podría ayudar a aliviar la sensación de sentirse abrumado. Hay 31 días en diciembre, por lo que incluso si tiene 10 eventos especiales, quedan aun más de 20 días en los que puede hacer las mismas cosas que haría los otros días.

Dedique un tiempo para USTED. El estrés produce cortisol, que puede hacer que se sienta hinchado, perturba el sueño y causa dolores de cabeza y otros síntomas. Decida antes de la temporada navideña cómo va a dominar el estrés. Algunas personas se relajan cuando salen a correr o levantan pesas. Otras necesitan tomarse un baño tibio, leer un libro o dormir una siesta. Todos necesitamos tomar distancia y relajarnos a veces, así que permítase hacerlo sin ningún tipo de culpa.

Duerma bien. Muchas personas, especialmente las madres de niños pequeños, sacrifican el sueño, de manera que puedan hacerse un hueco para cumplir con más tareas para las fiestas. Deténgase. Dormir es tan importante para la buena salud como la comida y el agua. La falta constante de sueño se acumula rápidamente y puede afectar su salud cuando se acerca la celebración de las fiestas. También lo afecta mentalmente, por lo que altera los nervios y lo pone de malhumor. Lea Seis formas de conciliar el sueño y descubra las estrategias para poder dormir.

actividad_correr

¿Se siente estresado?

Si se siente presionado y estresado esta temporada, no es el único. Pero no tiene que pasar las fiestas sintiéndose ansioso o abrumado. Puede aprender estrategias para manejar con éxito los desafíos de esta época de fiestas con menos estrés.