El síndrome metabólico, también conocido como síndrome X, es una serie de factores de riesgo de problemas de salud graves como diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Estos factores incluyen grasa en el estómago, hipertensión, niveles altos de azúcar en la sangre, colesterol HDL ("bueno") bajo y triglicéridos altos.

El síndrome metabólico es un problema de salud grave que eleva su riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, diabetes y derrame cerebral. También se lo ha asociado a cambios en el cerebro y a trastornos cognitivos en adultos y adolescentes.

Según los National Institutes of Health, las personas con un contorno de cintura grande, un estilo de vida sedentario y resistencia a la insulina corren mayor riesgo de síndrome metabólico.

Las personas con síndrome metabólico a menudo tienen uno o más factores que pueden estar asociados al problema médico, como estos:

  • Mayor riesgo de coágulos en la sangre
  • Mayores niveles de sustancias en la sangre que son signo de inflamación
  • Pequeñas cantidades de una proteína llamada albúmina en la orina

El síndrome metabólico está en aumento en los Estados Unidos. Pero se puede tratar y prevenir. Averiguar si tiene factores de riesgo que contribuyan al síndrome metabólico es un primer paso importante.

Cuente sus factores de riesgo

Los factores de riesgo son características, condiciones o hábitos que aumentan sus probabilidades de padecer una enfermedad. Algunos factores de riesgo se heredan, pero otros se pueden modificar al adoptar conductas sanas.

Hay cinco factores de riesgo principales asociados al síndrome metabólico. Estos factores de riesgo están relacionados con el exceso de peso en la zona abdominal o problemas para metabolizar las grasas y el azúcar en su dieta.

Si bien cualquiera de estos factores de riesgo puede implicar un riesgo para su salud, el síndrome metabólico se define por la presencia de al menos tres. Si no está seguro de cuáles son sus valores, consulte a su médico.

¿Cuántos factores de riesgo tiene?

  • Sobrepeso en el abdomen. En las mujeres, un contorno de cintura de 35 pulgadas o más se considera un factor de riesgo, en hombres, el factor de riesgo es un contorno de cintura de 40 pulgadas o más.
  • HDL bajo. El HDL es el colesterol "bueno". Un HDL por debajo de los 40 mg/dL supone un factor de riesgo en los hombres. En el caso de las mujeres, es un HDL por debajo de los 50 mg/dL.
  • Triglicéridos altos. Los triglicéridos son un tipo de grasa en la sangre. Tener un nivel de triglicéridos en ayunas de 150 mg/dL o más es un factor de riesgo.
  • Hipertensión. Una presión arterial de 130/85 o más es un factor de riesgo.
  • Niveles altos de glucosa en la sangre en ayunas. Un nivel de glucosa en la sangre de 100 mg/dL o más en ayunas es un factor de riesgo.

Proteja su salud

Si cumple con los criterios que definen el síndrome metabólico o tiene alguno de estos factores de riesgo, consulte a su médico.

Su médico puede ayudarle a tomar medidas seguras para proteger su salud.

  • Baje de peso. Con solo perder un 3 a 5 por ciento de su peso actual puede marcar una diferencia. Bajar más de peso puede contribuir a reducir los cinco factores de riesgo.
  • Lleve una dieta saludable para su corazón. Pídale a su médico que le recomiende una dieta sana para su corazón. Puede empezar por limitar o evitar la ingesta de grasas saturadas o trans, aceites de coco o de palma, alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar, alimentos con sal agregada, alcohol y carnes rojas.
  • Haga ejercicio. Propóngase hacer al menos 150 minutos de actividad física por semana: puede ser algo tan sencillo como caminar a ritmo.
  • Deje de fumar. Si fuma, déjelo. Pídale a su médico que le sugiera productos y programas que puedan ayudarle.
  • Tome sus medicamentos. Si su médico le indica un medicamento para tener bajo control su HDL, triglicéridos, presión sanguínea o glucosa en la sangre, tómelo según sus indicaciones.