Tomar medidas para mejorar su salud es siempre una buena idea. Pero es vital cuando tiene un problema de salud grave, como diabetes.

Aprenda a priorizar su salud al prestar especial atención a las cosas que incidirán más sobre su salud.  Eso puede ayudarlo a evitar los problemas más graves que enfrentan los 30 millones de personas que tienen diabetes. Entre ellos se incluye un aumento en las probabilidades de presentar ataque cardíaco, derrame cerebral, lesiones nerviosas y afecciones de los ojos y los riñones. 

Estos cincos consejos pueden ayudarlo a comenzar.

1. Cuídese todos los días

Ocúpese de las pequeñas cosas. Tomar sus medicamentos y administrarse insulina todos los días no parece difícil.  Pero las personas tienen muchas actividades. Se distraen y se olvidan. Sin embargo, es lo más importante que debe hacer. Encuentre una forma que le funcione para recordar este paso.

Controle la presión arterial, los niveles de colesterol y otros indicadores clave de la salud.  No les dé lugar a los problemas para que surjan. Por lo general, las complicaciones por diabetes comienzan con un cambio pequeño que puede salirse de control fácilmente. 

Por ejemplo, examinar sus pies todos los días puede protegerlo de complicaciones graves. Puede sentir un hormigueo o un adormecimiento en los pies a causa de lesiones nerviosas. Preste atención a cómo se sienten. Al realizar un control diario, puede descubrir una herida que no cicatriza. 

2. Controle su alimentación

Existe mucha confusión en cuanto a qué comer, dice la Dra. Ana Rodriguez-Lopez, médica de cabecera y directora médica de cobertura de Blue Cross and Blue Shield.

Es de suma importancia no saltarse comidas, comenta. Los medicamentos son dados para regular los niveles de azúcar en sangre durante todo el día. La cantidad de medicamentos y la hora en que se toman se basan en las comidas que realiza durante el día.

Tenga una alimentación variada. Opte por alimentos con un alto contenido de fibras y un bajo contenido de grasas, azúcar y sal.  Consuma carbohidratos que sean saludables, como panes de grano entero, arroz integral y quinoa.  Las frutas y las verduras son buenas elecciones. Pero en lugar de comer una fruta sola, hágala parte de una comida al acompañarla con granos enteros y proteína.

3. Haga ejercicios todos los días

Pero no lo piense demasiado. No se concentre en encontrar un momento para ejercitar durante 30 minutos todos los días. Eso puede agobiarlo. 

En su lugar, piense cómo podría moverse durante 10 minutos por la mañana y volver a moverse dos veces más durante el resto del día. Caminar en el lugar es una buena opción si no puede salir. Intente usar las escaleras. Haga un par de vueltas más en la tienda cuando hace las compras. Consiga un contador de pasos y fije un objetivo para ir superando sus marcas. Está bien comenzar poco a poco. Todo suma.

4. Controle su peso

Esto es esencial. Mantener un peso saludable ayuda al cuerpo a usar la insulina de una manera más eficiente y efectiva. El esfuerzo de mantener un peso saludable vale la pena cuando piensa en los beneficios para su salud.

Hable con su médico sobre cuál es su rango de peso saludable. Si ya está dentro del rango, intente mantenerlo al continuar alimentándose bien y haciendo ejercicios. Y si necesita perder peso, tome medidas para lograrlo. Explore planes de alimentación saludable. Algunos programas para perder peso tienen planes diseñados especialmente para personas con diabetes.

5. Hable con su médico

Su médico de cabecera puede ayudarlo. Pero debe comunicarse con él y ser honesto. Cuéntele a su médico si:

  • Se siente estresado o deprimido 
  • Necesita ayuda con su plan alimentario 
  • Presenta efectos secundarios por su medicamento
  • Tiene problemas para pagar su medicamento

Sea sincero con su médico. Y no espere. "Lamentamos cuando los pacientes saltan comidas o dosis de medicamentos", dijo Rodriguez-Lopez. "Pero si su médico no lo sabe, no puede ayudarlo. Es importante hablar sobre el tema".

Hable con su médico sobre la prueba de A1C, que muestra los niveles de azúcar en sangre promedio sobre los tres meses anteriores. Muestra qué tan bien está controlada su diabetes.  No todas las personas conocen su nivel de A1C o entienden lo que es.  Es posible que piense que sus niveles de azúcar están bajo control porque tiene en cuenta el resultado de una prueba de azúcar en sangre que se realiza una vez por día y siempre en el mismo momento del día.  Sin embargo, si por casualidad nunca se realiza la prueba en un momento del día en que su nivel de azúcar en sangre está alto, es posible que no esté viendo el panorama completo. Por eso la prueba de A1C es importante: muestra el panorama completo.

ícono_de_alimentación_equilibradaHaga lo que sea mejor para usted.

Usted es la parte más importante de su equipo de atención médica. Sabe cómo se siente y qué es capaz de hacer cada día para cuidar su salud. Colabore con su médico para crear un plan para mejorar su salud que pueda seguir y mantener.