Nuevos clubs, césped inmaculado y un día soleado. Nada podría ser mejor. Pero antes de disfrutar del clima cálido con actividades al aire libre como el golf, asegúrese de que su piel está lista para la atención.

Vea esta imagen

La infografía que se muestra es cortesía de la American Academy of Dermatology.

Cuidar la salud de la piel es una parte importante de mantener la salud general. Esto se debe a que cualquier persona puede contraer cáncer de la piel. Es el tipo de cáncer más común. Sin embargo, protegerse no tiene que ser difícil.

Siga dos pasos

Paso uno: haga una autoevaluación de la piel cada mes. Repase todo su cuerpo para ver si hay lunares nuevos o que parecen diferentes. Haga esta lista de control de autoevaluación para recordar las partes a repasar.

Si el cáncer se encuentra en una etapa temprana, generalmente puede que requiera un tratamiento más sencillo. Cuando aparecen los signos, puede ser más difícil de tratar.

Paso dos: haga un chequeo preventivo anual. Planificar una consulta anual con su médico de cabecera le permite hacerse exámenes importantes, como un examen de la piel. El médico comprobará si hay lunares o lesiones sospechosas en todo el cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo, los dedos de las manos y de los pies.

También podría acudir a un dermatólogo para un examen anual de la piel, especialmente si tuvo problemas en el pasado. Vea estos consejos para saber cómo prepararse para una consulta al dermatólogo y qué esperar.

Factores de riesgo del cáncer de la piel

Es especialmente importante estar atento a cualquier cambio en la piel si tiene mayor riesgo de sufrir cáncer de la piel, aunque cualquiera puede contraerlo.

El riesgo aumenta si tiene:

  • Un color de piel claro o piel que se quema o se llena de pecas fácilmente
  • Cabello rubio o rojizo
  • Un registro de quemaduras por el sol
  • Un antecedente familiar de cáncer de la piel
  • Muchos lunares o ciertos tipos de lunares
  • Exposición al sol durante las horas laborales o recreativas

A qué prestarle atención

Independientemente de su nivel de riesgo, es esencial proteger la piel todos los días. Más de 5.4 millones de casos de cáncer de la piel no melanoma se diagnostican cada año en los EE. UU. y se estima que habrá 87,000 nuevos casos de melanoma (el tipo más grave de cáncer de la piel) en 2017, según la Skin Cancer Foundation.

El melanoma representa menos del 1 por ciento de los casos de cáncer de la piel, pero produce la mayoría de las muertes. Casi todos los melanomas se deben a la exposición al sol. Una mayor conciencia, los exámenes más frecuentes y la detección temprana del cáncer de la piel ayudan a disminuir las muertes por melanoma.

Posibles signos de que un lunar podría ser un melanoma son asimetría y un ancho mayor que una goma de borrar lápiz. La mayoría de los melanomas son negros o marrones, pero también pueden ser del color de la piel, rosa, rojo, morado, azul o blanco.

Si observa un lunar nuevo o cambios en uno que tenía, acuda a su médico. Averigüe más sobre el examen de detección del cáncer de la piel en el National Cancer Institute.

Otros daños a la piel

Si bien cierta exposición al sol puede ser divertida, demasiada puede ser peligrosa. La sobreexposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol puede ocasionar otros problemas de salud, incluso si usted no desarrolla cáncer de la piel.

Los problemas incluyen estos:

  • Envejecimiento prematuro de la piel, manchas marrones y arrugas
  • Cataratas y otros daños oculares
  • Supresión del sistema inmunológico

Protéjase la piel

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, inglés) recomienda estos pasos para protegerse del sol:

  • No quemarse ni broncearse.
  • Evitar las camas solares.
  • Buscar sombra.
  • Usar prendas que protejan del sol.
  • Colocarse protector solar.
  • Tener cuidado al estar cerca del agua o la arena. Los rayos del sol se reflejan y pueden aumentar el riesgo de quemaduras.
  • Buscar un producto que ofrezca protección para los labios.
  • Verificar el índice UV antes de hacer actividades al aire libre.
  • Tomar vitamina D de manera segura al consumir alimentos que la aporten o suplementos.

Asegurarse de que toda la familia esté protegida, los niños particularmente están en riesgo.

objects_barbell

Obtenga consejos esté donde esté.

Para obtener más información sobre el índice UV y descargar la aplicación en su smartphone, visite el sitio web de la EPA.  Incluso puede inscribirse para recibir alertas para saber cuándo es más seguro estar al aire libre.