Si usted es la clase de persona que necesita una fecha límite para hacer las cosas, tal vez tenga una muy cerca. Si termina el año de su cobertura médica, es un buen momento para revisar sus beneficios de salud.

Hacerlo podría ser un estímulo para su salud general, y hasta podría ahorrar dinero. Es porque puede tener beneficios que querrá usar antes de que termine el año de su cobertura.

Vale la pena repasarlos y concertar algunas citas.

Deducibles

Analizar sus beneficios de salud ahora puede hacerle ahorrar dinero. Si su cobertura tiene un deducible y ya lo ha alcanzado, tal vez es el momento de programar la atención médica que le recomendó su médico ahora en lugar de esperar hasta el próximo año de la cobertura.

Un deducible es el monto que usted paga por los servicios de atención médica todos los años antes de que empiece a pagarlos su compañía aseguradora. Por ejemplo, si tiene un deducible de $1,500, usted paga los primeros $1,500 de los servicios que necesita.

Una vez que alcanzó su deducible, por lo general solo debe pagar un copago y/o coaseguro por los servicios con cobertura. El coaseguro es cuando su cobertura paga un porcentaje alto del costo de la atención y usted paga el resto. Por ejemplo, si su coaseguro es 80/20, pagará un 20 por ciento de los costos cuando necesite atención médica. Su seguro de gastos médicos paga el resto.

Como su deducible vuelve a cero cada nuevo año de la cobertura, es recomendable estar atento a los números. Si alcanzó su deducible del año o está cerca de alcanzarlo, probablemente quiera aprovechar para hacerse alguna otra prueba o procedimiento antes de que termine el año para bajar sus gastos de bolsillo.

Si espera hasta que comience la nueva cobertura para hacerse las mismas pruebas, el deducible habrá vuelto a cero. Eso significa que tendrá más gastos de bolsillos por la misma atención médica.

Si ya tuvo muchos gastos médicos este año, es probable que también haya alcanzado el gasto máximo de bolsillo, por lo que el seguro pagará un porcentaje mayor del costo total. Si ese es el caso, es probable que pueda ahorrar más en cualquier prueba o procedimiento que haya estado posponiendo.

Finanzas altas

La finalización del año de cobertura es un buen momento para revisar los documentos financieros. Tal vez tenga un saldo en la cuenta flexible de gastos que debe usar. Una cuenta flexible de gastos, o FSA en inglés, es una opción patrocinada por el empleador que le permite destinar parte de sus ingresos, antes de los impuestos, para gastos médicos calificados.

Es posible que ahorre dinero si usa una. Pero preste atención al calendario. El dinero de la FSA por lo general es un beneficio que hay que usar porque se pierde. Entre los gastos elegibles se encuentran las consultas y los productos médicos, como lentes de contacto y gafas con receta médica. A veces, el dinero de la FSA se pasa para el siguiente año de la cobertura, pero consúltelo con su departamento de beneficios para asegurarse.

Una cuenta de ahorros para la salud también es dinero destinado para gastos de atención médica calificada, pero queda a su discreción usarlo en el futuro. Todo el dinero no gastado se puede transferir para el siguiente año de la cobertura. Averigüe más sobre las cuentas de gastos flexibles y las cuentas de ahorros para gastos médicos.

Continúe sonriendo

Es lindo tener un informe positivo del dentista, sin importar su edad. Si cree que va a necesitar algunos arreglos, este el momento para averiguarlo.  Si tiene una cobertura de servicios dentales, verifique bien los montos máximos anuales. Si cree que va a necesitar empastes, coronas o tratamientos de conducto, tal vez le convenga planificarlos para el año de cobertura en curso para usar los fondos disponibles.

Algunas personas se realizan un procedimiento al final del año de cobertura y el siguiente cuando entra en vigencia la nueva cobertura para separar el tratamiento en dos años de cobertura diferente. Es una manera eficiente y con precio módico de usar los beneficios.

Ícono de chequeoRealice sus chequeos y exámenes médicos anuales.

Si no tiene tiempo para realizarlo con esta cobertura, póngase como meta realizar su examen anual a comienzos del próximo año. De esa manera, puede hablar con su médico acerca de su salud en general, sus factores de riesgo y sus antecedentes de salud familiares. Esas son las cosas que afectan los exámenes médicos que se debe hacer cada año.

Las pruebas de detección de rutina son importantes. Permiten detectar un posible problema antes de que se convierta en un problema de salud grave. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dicen que recibir los servicios de salud, hacerse las pruebas de detección y los tratamientos correctos contribuye a sus posibilidades de vivir una vida más larga y sana.