Además de heredar los ojos de su padre o el cabello de su madre, algunas personas también pueden heredar una predisposición hacia los problemas de salud crónicos.

Un nuevo estudio de la Harvard Medical School indicó que el doble de personas de lo que se solía creer tiene un antecedente familiar de una variedad grave de colesterol alto. Este padecimiento transmitido genéticamente es el doble de común en los Estados Unidos de lo que se creía anteriormente. Afecta a 1 de cada 250 adultos.

Las personas con este padecimiento tienen niveles altos de colesterol desde el nacimiento pero es probable que no presenten síntomas hasta haber desarrollado graves problemas cardíacos. Los hallazgos en este y otros estudios demuestran la importancia de conocer los antecedentes médicos familiares y de informárselos al médico.

Conocer sus antecedentes médicos familiares "le permite a su médico determinar la mejor estrategia para usted como persona individual", dice el Dr. Allan Chernov, director médico de Blue Cross and Blue Shield. Eso podría implicar pruebas de detección a una edad más temprana o con una mayor frecuencia, por ejemplo.

El Dr. Chernov añade que hacer preguntas sobre cuestiones tan personales puede ser complejo si el paciente forma parte de una familia donde el diálogo no es muy fluido. Lo que sugiere es hablar con un miembro de la familia con el que uno se sienta cómodo y pedirle ayuda y asesoramiento para decidir qué hacer. Luego, es importante actuar con tacto y sensibilidad.

¿Por qué es importante el colesterol?

Casi 1 de cada 3 estadounidenses tienen colesterol alto, lo cual puede provocar la formación de coágulos en los vasos sanguíneos y devenir en enfermedades cardíacas. De hecho, las personas cuyo nivel de colesterol total es alto corren un riesgo doble de sufrir enfermedades cardíacas, en comparación con quienes tienen niveles saludables.

Además de los antecedentes familiares, una dieta poco saludable, el sobrepeso y la falta de ejercicio son factores incidentes en la mayoría de las personas.

Si sus niveles de colesterol están en el límite o demasiado altos, debería hablar con su médico para elaborar un plan que le permita mantener esos niveles bajo control.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es la sustancia grasosa de la sangre que se adhiere a partículas llamadas lipoproteínas. "Lipo" significa "grasa" o "grasoso".

Los médicos analizan la presencia de tres tipos principales en la sangre:

  • Lipoproteína de alta densidad (HDL, en inglés): este es el "bueno". El HDL ayuda a eliminar el colesterol del organismo. Ofrece a las arterias la posibilidad de no sufrir daños.
  • Lipoproteína de baja densidad (LDL, en inglés): este es el tipo "malo". El LDL es el principal tipo de colesterol perjudicial. Puede acumularse y obstruir las arterias. Cuando sube su nivel de LDL, aumenta su riesgo de sufrir un ataque cardíaco o derrame cerebral.
  • Triglicéridos: son otro tipo de grasa perjudicial. Un alto nivel de triglicéridos suele ir acompañado de otros factores de riesgo para las enfermedades cardíacas.

Su colesterol total es una combinación de los tres tipos. Cuanto más alto es el nivel, mayor es el riego de sufrir enfermedades cardíacas. El objetivo del tratamiento en este caso es elevar el HDL y, al mismo tiempo, disminuir el LDL y los triglicéridos.

Si no tiene en claro lo que significan sus niveles de colesterol, no se preocupe. Su médico puede indicarle cuáles son los índices de colesterol ideales para usted. Los niveles ideales de colesterol LDL (malo) y de colesterol total varían de persona a persona, según datos de la American Heart Association.

Sin embargo, los expertos suelen recomendar los siguientes niveles para quienes corren un riesgo promedio de sufrir enfermedades cardíacas:

  • HDL: 40 mg/dL o superior
  • LDL: menos de 130 mg/dL
  • Triglicéridos: menos de 150 mg/dL

Cómo mantener su colesterol controlado

A continuación le damos algunos consejos para que controle su colesterol:

  • Si tiene sobrepeso, elimine algunas libras.
  • Haga ejercicio durante al menos 30 minutos casi todos los días de la semana.
  • Evite las grasas saturadas. Se encuentran en las carnes, en los productos lácteos enteros y en algunos alimentos preparados.

Si tiene el colesterol alto, es posible que su médico le recete medicamentos y, al mismo tiempo, le recomiende los cambios que acabamos de mencionar. Usted y su médico deberán decidir si necesita tomar medicamentos, con base en los resultados de sus pruebas y los demás factores de riesgo.

Si se decide que necesita medicamentos, tenga en cuenta que no todos los medicamentos de marca están incluidos en su seguro de gastos médicos. Para evitar gastos excesivos, pregunte a su médico si puede optar por una versión genérica del medicamento recetado. También es una buena idea consultar la lista de medicamentos que incluye su seguro de gastos médicos y averiguar cuáles son los medicamentos para el colesterol que tienen cobertura, a fin de decírselo a su médico.

Hacerse los exámenes de detección correspondientes es un aspecto fundamental para controlar su colesterol. Los asegurados de Blue Cross and Blue Shield pueden aprovechar las importantes pruebas diagnósticas disponibles, siempre que sean practicadas por un profesional que participa en la red.*