Este artículo está dirigido a asegurados que tienen cobertura de un seguro de gastos médicos para particulares.

Esos detalles de la vida personal que le sugerimos que comparta con sus profesionales médicos pueden afectar su salud. También hay algunas comunicaciones clave que pueden afectar su cobertura y sus gastos compartidos.

Su tarjeta de asegurado

Hay algunas cosas importantes que debe tener en cuenta acerca de su cobertura cuando consulta al médico. La más básica es la información sobre su seguro de gastos médicos vigente.

Debería haber recibido una nueva tarjeta de asegurado para este año, incluso si su cobertura no cambió. Asegúrese de llevar la tarjeta de asegurado vigente a sus citas y compartirla con el personal del consultorio médico. Es la clave para asegurarse de que sus reclamaciones se procesen correctamente.

Es posible que su cobertura haya cambiado si eligió una cobertura diferente o si lo cambiaron a una nueva. Incluso si está en una cobertura con un nombre similar al de su cobertura anterior, puede haber un número diferente al final del nombre. Es importante que el personal del consultorio médico tenga ese número, lo necesita para procesar sus reclamaciones.

Hay detalles importantes en la tarjeta que pueden ayudarlo a usted y al profesional de la salud a realizar un seguimiento de sus beneficios vigentes:

  • Nombre y tipo de cobertura
  • Nombre de la red
  • El nombre o consultorio del profesional de la salud (en algunos casos)
  • Copagos y coseguros
  • Información de contacto para preguntas sobre su cobertura

Si no encuentra su tarjeta, inicie sesión en el portal protegido para asegurados Blue Access for MembersSM (BAMSM), nuestro sitio web seguro para asegurados, para imprimir una tarjeta provisional. Después de iniciar sesión, haga clic en la sección Mi cobertura y busque la imagen de una tarjeta de asegurado. Haga clic en esa imagen y siga las instrucciones para imprimir su tarjeta provisional y pedir una nueva.

Si todavía no está inscrito en BAM, inscríbase hoy. Es fácil. Simplemente vaya a bcbsmt.com/member/register y siga las instrucciones.

Sus profesionales de la salud

Hay información importante que debe saber acerca de los profesionales de la salud. En primer lugar, recuerde que hay momentos en que los profesionales de la salud se unen o abandonan las redes. Los motivos pueden ser muchos. Pueden cambiar de consultorio, reubicarse o jubilarse. Cualquiera sea el motivo, su cobertura puede ser diferente si consulta a un profesional médico que no forma parte de su red. Entonces, es importante llevar un registro.

Algunas coberturas incluyen servicios que no son de la red, pero esto implica gastos de bolsillo más altos e ilimitados. Es posible que algunas coberturas no paguen los servicios que no son de la red.

Para evitar facturas inesperadas, confirme que sus profesionales médicos formen parte de la red cada vez que programe una cita. Esto también se aplica a la cobertura de medicamentos recetados y a la cobertura dental.

Puede confirmar que su farmacia, médico, hospital o centro de atención médica forman parte de la red al iniciar sesión en BAM y dirigirse a Provider Finder® en la sección Médicos y hospitales.

Sus gastos de bolsillo

Hablar de dinero no siempre es fácil. Sin embargo, todos tienen un mínimo aceptable. Si su cobertura tiene un deducible que debe cumplir antes de que su cobertura comience a pagar las reclamaciones, ese es el monto que debe pagar de su propio bolsillo.

Si tiene efectivo en mano y sabe que tendrá necesidades de atención médica durante el año, puede tener sentido hacer todo lo posible cuánto antes para cubrir su deducible. Programe esas citas, exámenes o procedimientos para la fecha más cercana que le aconseja el médico en función de su salud.

Si el flujo de efectivo es limitado, pregúntele si puede distanciar un poco las citas.

Otros profesionales de la salud

Tal vez haya visto o consultado a más de un profesional de la salud. Su cobertura puede requerir referidos de un médico de cabecera. De ser así, su médico de cabecera lo ayudará a coordinar su atención médica con otros médicos.

Si los referidos no son coordinados por su médico de cabecera, asegúrese de que cada profesional de la salud sepa que usted está consultando a otros médicos.

En cualquier caso, asegúrese de comentarle a cada médico quiénes son los otros profesionales, cómo contactarlos, por qué lo están atendiendo y qué tratamientos o medicamentos le han dado.